Inicio » Adiestramiento » Dálmata macho o dálmata hembra ¿Cuál es mejor?

Dálmata macho o dálmata hembra ¿Cuál es mejor?

dálmata macho o dálmata hembra

Así que te has decidido por un dálmata, pero no puedes decidir si quieres adoptar un dálmata macho o hembra.

Si bien ninguno de los dos géneros es mejor que el otro, es probable que desarrollen rasgos de carácter individuales según su sexo, que pueden o no adaptarse mejor a tu personalidad o situación de vida.

Si prefieres un perro que sea más cariñoso y tienda a pegarse a tu lado, entonces un dálmata macho puede ser lo que buscas. Pero si buscan un dálmata que sea más fácil de entrenar y un poco más independiente, entonces estarás mejor con una dálmata hembra.

El propósito de este artículo es ayudar a los posibles adoptantes a descubrir que género de dálmata sería mejor para ellos y sus hogares.

Hay una larga lista de factores que debes considerar antes de poder tomar una decisión formada, así que vamos a comenzar a aprender todo lo que hay que saber sobre los dálmatas macho y hembra.

Diferencias físicas

Machos

Al igual que la mayoría de las razas de perros, los dálmatas machos suelen ser más grandes y un poco más altos que la mayoría de las hembras.

También tienden a ser más musculosos debido a la testosterona, lo que los lleva a tener pechos más anchos y un físico más voluminoso en general. Esto es un poco más notable en los dálmatas, ya que el pelaje de la raza es bastante corto.

Hablando de pelaje corto, esto también hace que sea más fácil detectar sus genitales para que puedas distinguir rápidamente los sexos desde más cerca.

Pero la principal diferencia entre los dos realmente radica en la estatura y el peso, ya que los machos crecen de 58 a 60 centímetros de alto desde los hombros hacia abajo y pesan entre 18 y 30 kilos.

Hembras

Las dálmatas hembras, por otro lado, suelen ser un poco más bajas que los machos de 55 a 58 centímetros de alto, aunque a menudo son marcadamente más livianas y pesan entre 15 y 23 kilos.

Este tamaño y peso notablemente más pequeños hace de las dálmatas hembras más fáciles de manejar que sus contrapartes masculinas, pero no te equivoques, las dálmatas hembras siguen siendo bastante fuertes.

Las dálmatas hembras también son más delgadas en general, y la delgadez de sus caderas es más prominente que la de los machos.

Su diferencia de tamaño y peso no es exactamente enorme, por lo que puede ser un poco difícil distinguir el género de un dálmata desde lejos.

Pero tras una inspección más cercana, el tamaño más grande y la constitución más robusta de un dálmata macho se puede identificar fácilmente en comparación con el cuerpo generalmente más delgado y pequeño de una hembra.

Características principales de la raza dálmata

Diferencias temperamentales

Machos

La mayoría de los dueños de dálmatas están de acuerdo en que los machos suelen ser más afectuosos y es probable que busquen la atención constante de sus compañeros humanos. También pueden ser bastante protectores, lo que es una ventaja para muchas personas.

Por otro lado, es probable que sean bastante obstinados, lo que los lleva a veces a ignorar los comandos.

Agrega eso a sus niveles excepcionalmente altos de energía y cuerpos musculosos y puede resultar demasiado para los dueños de perros primerizos.

Un rasgo común en los perros machos es su agresión hacia otros perros del mismo sexo. Esto también suele estar presente en los dálmatas machos, pero definitivamente se puede controlar a través del entrenamiento temprano y la socialización con otros caninos.

También puedes optar por castrar a tu dálmata cuando sea tenga la edad adecuada para reducir significativamente su agresión y mejorar su comportamiento en general.

De lo contrario, los machos suelen ser geniales con otros miembros de la familia y también bastante bueno con los extraños.

Hembras

Si bien las hembras dálmatas no son conocidas por se tan blandas como los machos, a menudo son las más aguadas de los dos géneros, con una mejor destreza de aprendizaje y una tendencia a disfrutar de la independencia. Esto significa que suelen ser la mejor opción cuando se trata de entrenar.

Las dálmatas hembras, sin embargo, son propensas a cambios de humor debido a que entran en celo dos veces al año, por lo que es posible que tengas que lidiar con cierta «actitud complicada» de vez en cuando.

Esterilizar a tu dálmata hembra puede ayudar con sus problemas de temperamento, aunque tendrás que esperar hasta que tenga entre 15 y 18 meses de edad antes de que pueda someterse a este procedimiento.

Temperamento de los dálmatas

Diferencias en el entrenamiento

Machos

Dado que los dálmatas machos son los más testarudos de los dos géneros, tiende a ser un poco más difícil mantenerlos concentrados y bajo control, especialmente considerando lo enérgica que es la raza en general.

El hecho de que sean un poco más altos y de mayor peso significa que son más difíciles de entrenar que las hembras. Los perros machos también maduran más lentamente, por lo que estarán atrapados en una mentalidad juvenil durante un período de tiempo más largo.

Además, existe la cuestión de la agresión de macho a macho que los dálmatas pueden exhibir, así como una cautela general que pueden tener hacia los extraños, por lo que es importante que lo hagas socializar con otros perros y personas desde una edad temprana.

De los dos sexos, es mucho más probable que los machos te dificulten el entrenamiento.

Hembras

Dado que las dálmatas hembras alcanzan el pico de madurez más rápido que los machos, su eficiencia en el entrenamiento es mayor ya que pueden absorber mejor las instrucciones y los comandos a una edad temprana.

Su intelecto más agudo también les permite comprender los comandos más rápidamente. Además, su constitución un poco más pequeña y menos musculosa hace que las dálmatas hembras sean un poco más fáciles de manejar.

Pueden ser más impredecibles mientras están en celo, pero no debería afectar tanto en el proceso de entrenamiento.

En general, la diferencia de tamaño y la naturaleza más brillante de las dálmatas hembra las hacen la opción más fácil para el entrenamiento, pero no te equivoques, siguen siendo extremadamente enérgicas y requieren un gran esfuerzo de disciplina.

Cómo criar a un perro dálmata

Diferencias de salud

Machos

Los dálmatas machos son en realidad mucho más propensos a formar cálculos en la vejiga y alrededor de un tercio de ellos desarrollarán esto en su vida. Esto se debe a que la raza tiene problemas para descomponer el ácido úrico en general.

El problema principal es que los cálculos en la vejiga pueden ser un problema potencialmente letal para los dálmatas machos, ya que sus vías urinarias son más largas y estrechas que las que se encuentran en las hembras. Esto los hace más susceptible al bloque y, a menudo, requiere cirugía para eliminarlo.

Derivado del mismo problema de ácido úrico, los dálmatas macho también son susceptibles a desarrollar gota, que a menudo causa un dolor intenso e hinchazón en las articulaciones.

Por lo tanto, es increíblemente importante que, como dueño, vigiles de cerca la dieta y los hábitos de micción de tu dálmata macho.

Si bien la displasia de cadera no es particularmente común en los dálmatas, los machos tienen un poco más de probabilidades de desarrollar esta afección debido a su constitución marginalmente más grande, lo que también los hace un poco más propensos de agravar la enfermedad.

Hembras

El tracto urinario de una dálmata hembra es más ancho y más corto que el de un macho, lo que les permite expulsar los cálculos de la vejiga con mayor facilidad.

Aun así hay casos en los que la hembra tiene que someterse a una cirugía para le extraigan los cálculos, aunque las posibilidades son significativamente menores en comparación con un macho y es mucho menos probable que formen cálculos en primer lugar.

Se considera que los dálmatas de ojos azules y aquellos con más blanco en sus pelajes tienen un mayor riesgo de sordera, aunque también se descubrió que las hembras eran más propensas a tener problemas de audición que los machos.

Dejando de lado los cálculos en la vejiga y la sordera, los dálmatas, en general, tienen antecedentes de desarrollar ciertas afecciones en la piel como cáncer de piel y el síndrome del pelaje bronceado del dálmata, así como algunos problemas oculares, como cataratas y distrofia corneal.

Con perros y otras mascotas

Machos

Dado que los dálmatas machos son conocidos por desarrollar agresión entre perros del mismo sexo, necesitarás que tu dálmata socialice constantemente con otros perros a una edad muy temprana, especialmente si tienes otro perro macho en casa.

Cuando se trata de hembras, por otro lado, un dálmata macho no debería darte muchos problemas.

Ser territorial también es más frecuente en los dálmatas machos, por lo que pueden estar en alerta frente a otras mascotas y animales, como los gatos.

Si quieres que tu dálmata se lleve realmente bien con tu gatito u otras mascotas, lo mejor que puedes hacer es presentárselos mientras aún son jóvenes y criarlos en el mismo entorno.

Castrar a tu dálmata macho cuando alcance la edad adecuada también es una buena forma de frenar su agresión en general.

Hembras

Las dálmatas hembras no son tan susceptibles a ser agresivas con otros perros y animales como los machos, aunque aún pueden exhibir agresión hacia el mismo sexo si hay otra hembra canina en el hogar.

Al igual que con los dálmatas machos, es mejor si presentas a tu dálmata hembra durante la infancia a otras mascotas en tu hogar.

Por otro lado, la naturaleza más inteligente de las dálmatas hembras tiende a hacerlas más receptivas a los comandos, lo que podría facilitar su control en presencia de otros perros y animales.

Con niños

Machos

Los dálmatas pueden no ser los perros más grandes que existen, pero los machos aún logran crecer hasta 60 centímetros de alto desde los hombros hacia abajo y pueden pesar hasta 30 kilos.

Ahora, ten en cuenta lo juguetones, enérgicos y pegajosos que son los machos y tener un perro bastante grande corriendo por tu casa que pueda golpear inadvertidamente a un niño más pequeño y causarle daño puede ser peligroso

Los dálmatas más jóvenes también son más propensos a mostrar mordeduras de juego, especialmente cuando están demasiado emocionados, lo que sucede mucho más de lo que te imaginas.

Al final, lo más importante es que dediques mucho tiempo y esfuerzo a entrenarlos para moderar eficazmente su agitación y crear un espacio seguro para tus hijos.

Hembras

Dado que las dálmatas hembras no suelen ser tan cariñosas ni tan grandes como los machos, es mucho menos probable que lastimen a tus hijos por la emoción.

El hecho de que sean más fáciles de entrenar también significa que tienes más posibilidades de eliminar algún mal hábito si alguna vez desarrollan alguno.

Por el contrario, la naturaleza más independiente de una dálmata podría llevarla a preferir jugar en sus propios términos, por lo que es posible que no siempre tenga ganas de divertirse con los niños.

De cualquier manera, los dálmatas, en general, son maravillosos perros de familia que requieren un poco de entrenamiento para hacer que su vida con los niños sea segura y agradable.

Dálmatas macho o dálmatas hembra. ¿Cuáles son los mejores perros guardianes?

Los dálmatas se criaron originalmente como perros de caza que también se usaban para proteger los carruajes de viaje en la carretera.

Por lo tanto, no es de extrañar que sus altos niveles de energía mezclados con su inteligencia excepcional los convierte en grandes perros guardianes en esta época, sin importar su género.

Dicho esto, existen algunas diferencias entre los sexos que podrían considerar a uno más efectivo que el otro en escenarios específicos, aunque el entrenamiento adecuado sigue siendo el factor más importante en el éxito de un dálmata como perro guardián.

Ventajas de un dálmata macho como perro guardián:

  • Los dálmatas machos son físicamente más poderosos debido a su estructura más grande y constitución más musculosa.
  • Tienen un instinto territorial más fuerte que, cuando se combina con su naturaleza más apegada, puede ayudarlos a ser más efectivos para proteger a las personas.
  • Los machos tienden a ser más cautelosos con los extraños y otros perros.

Ventajas de un dálmata hembra como perro guardián:

  • Las dálmatas hembras generalmente alcanzan la madurez antes que los machos y, por lo tanto, pueden ser entrenadas antes.
  • A menudo son de naturaleza más independiente, lo que las hace más adecuadas para proteger una propiedad.
  • Tienden a ser más inteligentes que los machos, por lo que a menudo son más fáciles de controlar.

Como perros guardianes, elegir entre un dálmata macho y una hembra se reduce a lo que pretendas que proteja.

Si estás buscando un perro que pueda actuar como guardaespaldas mientras estás de paseo, la tendencia de un dálmata macho a permanecer cerca de sus dueños y su desconfianza general hacia perros e individuos desconocidos lo convierte en la mejor opción.

Pero si estás buscando un perro que pueda proteger tu propiedad contra intrusos, entonces probablemente querrás una dálmata hembra debido a su personalidad independiente y mejor capacidad de adiestramiento.

Dálmata macho o dálmata hembra. ¿Cuál es el mejor compañero para la familia?

Los dálmatas machos y hembras tienen rasgos específicos que podrían hacer que uno sea más ventajoso que el otro dependiendo de tu situación de vida.

El apego del macho, por ejemplo, puede hacer que canalice su energía jugando con sus dueños, lo cual es ideal para hogares con niños mayores.

Mientras tanto, la facilidad de entrenamiento de una dálmata hembra y su personalidad más independiente son algunas de las cosas que podrían hacerla más adecuada para hogares con niños más pequeños.

Ventajas de los dálmatas machos en entornos familiares:

  • Es más probable que disfruten de las actividades familiares y el tiempo de juego con los niños.
  • Se llevan mejor con las hembras.
  • Por lo general, se vinculan más estrechamente con la familia.
  • Por lo general, son más cariñosos que las dálmatas hembra.

Ventajas de las dálmatas hembras en entornos familiares:

  • Su capacidad para madurar más rápido los hace más fáciles de entrenar y domesticar.
  • Su personalidad independiente se adapta mejor a hogares con niños pequeños.
  • Se lleva mejor con los perros machos.
  • Suelen sospechar menos de otras personas y animales.

Cualquiera que sea el género que elijas, una de las cosas más importantes que debes recordar es que tu perro socialice constantemente con otros miembros de la familia, ya sean personas u otras mascotas.

De esta manera, crecerán y se convertirán en unos compañeros cariñosos, ya sean machos o hembras.

¿Cuál género deberías elegir?

Elegir entre un dálmata macho o hembra realmente se reduce a tu personalidad y estilo de vida.

A continuación, se incluye un breve resumen de algunas de las mayores diferencias entre ambos sexos para que facilite un poco tu decisión:

Los dálmatas machos son mejores para:

  • Hogares más activos con niños mayores.
  • Protección personal cuando salgas de paseo o viaje.
  • Hogares que tienen una perra/perras.
  • Dueños que buscan un perro más cariñoso.

Las dálmatas hembras son mejores para:

  • Hogares más tranquilos con niños más pequeños.
  • Vigilancia de casas y propiedades.
  • Hogares que tienen un perro/perros.
  • Dueños que busquen un perro más fácil de entrenar.

Cosas que deberías saber antes de adoptar a un dálmata

Conclusiones

La mayoría de los rasgos de carácter mencionados en este artículo son generalizados y pueden o no ser exhibidos por tu dálmata macho o hembra.

El factor principal detrás del comportamiento y el temperamento de tu perro sigue siendo la forma en la que se crió y el esfuerzo que dedicas a entrenarlo.

Cualquier amante legítimo de los perros sabe que cada cachorro tiene una personalidad única y seguramente tendrá algunas peculiaridades adorables aquí y allá.

Por su puesto, las diferencias físicas y mentales entre los géneros descritas anteriormente pueden darte una idea de que esperar, pero la crianza de un perro tiene el mayor impacto en su comportamiento.

Deja un comentario